Jump!

Imagen

Llego con antelación. La grandilocuencia del espacio comercial de este aeropuerto hace llevadera la espera, pero parece que estés en unos grandes almacenes, o un bulevar, resultando agobiante. ¿Vengo a comprar o a viajar? No he dormido mucho, sin embargo. Los vecinos, algunos de ascendencia centroamericana, se empeñaron en celebrar la gringa costumbre del importado Halloween ( literalmente “el final del verano” ). Seguro que no conocen al dios Crom Cruaich celta y la obligatoriedad de asistir a la festividad del Samhaim. Me solidarizo, pero hay demasiado ruido.
Varias razones para el título: es periplo de costa a costa y apetece. Encima, casa de Breogán en época del magosto; o la castañada, para orientarnos. Segundo, ¿cómo le sentará a mi patata, dijo Óscar ayer, un desplazamiento y altitud de este tipo? Tercero: amistades. Lo que da África; todavía…
Siempre me he dejado embrujar… Así me va… A ver que me dicen las meigas… ¿Hailas? ¿O habrá que “buscailas”? Ambiente fresco. Un afro-americano con sombrero caribeño en la cola de embarque. ¡Y en manga corta! Algunos no se enteran. Varias familias de misma raíz y parentesco se introducen en cabina: cuestión de tribu. Un padre, intenta, esmerándose, controlar sus retoños. Entre abuelos y nietos acaparan todo en el espacio viajero.
Hay quien se santigua cuando se inicia maniobra.
Imagen

Me dan un respiro las meigas, dejando que llegue con comodidad y así descargar maleta. Más viento (la manga de la pista, horizontal) que otra cosa. Pero muy cubierto y plomizo. La playa de Riazor es apta para surfistas, pero brillan por su ausencia, pues el oleaje es considerable, de unos tres metros o más. Unas indostanesas, con sus saris característicos, intentan mojarse los pies. La resaca les quita la idea. Deambulo sin rumbo… Calles sucias en algunos tramos del casco antiguo de una ciudad seria, respetuosa, de fisonomía ondulante, rodeada de mar por casi todas partes, de gentes de hablar bajo. Botellas por doquier, abandonadas, vidrios rotos, esparcidos, con los que me tropiezo. ¿Será la fiesta de anoche? ¿Está “wapo” ( http://www.laopinioncoruna.es/coruna/2013/11/01/wapa-o-sexista/778323.html ) el entorno, señor alcalde?
Mala suerte. Descarrilaron, dicen, los tranvías, con lo que mi gozo en un… Rehabilitan la instalación de algunos tramos de raíl. Dicen.
Llueve en horizontal. ¿Tendré suerte con la eclipse? No me creo nada, a tenor de lo… La Casa de las Ciencias no tendrá quórum…
Arrecia. Tita, camarera, me aclara la historia de los clásicos eléctricos mientras sacio estómago en María Pita ( lacasadelpescadito@hotmail.com ), singular y espaciosa plaza. Creo que el material fotográfico ha hecho el viaje en balde.
Previsiones meteorológicas chungas. Se anuncia temporal. Playa Riazor aumenta la altura de su masa de agua. Parece como si el mar quisiera engullírsela.
Reparado con una siesta, salgo a transitar la noche. Lluvia intermitente, ráfagas molestas, en busca de un faro. Me interesa iluminado para ensalzarlo, darle un sentido mágico. El emplazamiento y su historia lo merecen. Me indican calle a seguir, por un barrio de diversidad ciudadana manifiesta. Hay orgullo en los coruñeses al hablar de su Torre de Hércules, Patrimonio de la Humanidad, único de origen romano todavía en servicio. Pero las meigas se encargan de aguarme la fiesta; la cortina acuática me deja chopo. Como dicen en todo el mundo celta, ¡podía ser peor!
Sigue el misterio del porqué no funcionan los tranvías. Creo que habrá que preguntarle al gremio del taxi, de cierto peso acá. Al gobierno y su crisis… O a Lendoiro.  Postres: a Alberto, el mal tiempo le juega en contra. Algunos vuelos se cancelan desde U.K. Ya veremos.

Imagen

Vistas las predicciones, existe una ventana que aprovechar. Hay una franja horaria en que las meigas duermen. Espero. Seis de la mañana, todo calmo. Ni una gota, ligera brisa. El taxi me deja presto en la subida a la torre. Pero, ¡ah!, es territorio protegido por las escobas y no me dejan continuar. Alguna bruxa estaba ojo avizor. Espesa bruma envuelve la edificación. Empieza a lloviznar y agriarse el comienzo del día. Me vuelvo a la cama. ¡Maléfico “conxuro”!

Sábado de difuntos ( http://blogs.lavozdegalicia.es/pacosanchez/2013/11/02/difuntos/ ), plan dominguero. La tormenta recluye a muchos en casa. Pero es jornada laboral que espabila  compras. El mar sigue embravecido, comenzando a amainar. No así el viento, que mantiene su empuje. Prensa local con curiosidad en el comedor. “Se cambia pueblo por turismo sostenible”   ( http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2013/11/02/cambia-pueblo-turismo-sostenible/0003_201311G2P10993.htm ). La despoblación todavía causa estragos en estos territorios.

Algunas bruxas se apiadan y me conceden sus bendiciones. El autobusero ha sido raudo. La enjuta e imperturbable torre permanece inalterable, presuntuosa, en lo alto de la colina rocosa de un barrio urbanísticamente elegante. Nos recibe a todos los que aguantamos el embate del viento, que marca el ritmo del paso al aproximarnos a su base. Muchos peregrinan en sus aldeaños. Por supuesto, me salgo de los caminos establecidos para disfrutar mejor del soberbio edificio que orienta estos lares desde tiempos inmemoriales, iluminando tanto a los que se van como a los que regresan. ¡Cuanta nostalgia despide un chorro de luz en estas latitudes! El viento, incesante, nos despide, después de reconocernos mutuamente; vuelve a arreciar con fuerza.

Imagen

He quedado para cenar, pero a hora intempestiva. Alberto, fiel a su carácter gallego, cumple, pese a la odisea “tempestuosa”. Seguro que con una copa de albariño todo se olvida.

Las bruxeria cumple su función, otra vez. Dejando aparte el contenido del entrañable encuentro tabernero en prudente horario y relato de batallitas mutuas, _esta pareja es increíble; me pregunto cómo querrán tener descendencia, estos intrépidos_, me salté el convenio con la industria farmacológica. Cayeron castañas, dormí fantástico, pero… ¡¡¡he perdido el vuelo!!!
¿Los vapores de la queimada, la atmósfera? ¿Meigas?_Sonia tiene un punto, ahora que lo pienso_. ¡Haberlas hailas!

 Y encima sale sol, chipirón.

Photo_65323BA1-C8EA-D3BE-FD09-A2E90DE603B4

Anuncios

2 comentarios en “Jump!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s