The wall

DSC_0208

“Restauración. El Muro de Berlín se lava la cara.

Un gris plomizo se dibuja en el cielo. A estas horas de la mañana, la calle Muhlenstrasse está desapacible. La lluvia, fina y contumaz, y el gélido viento  golpean a cualquier transeúnte que se atreva a recorrer las calles de esta extensa ciudad. Con notoria puntualidad ha llegado el frio, aunque no la nieve, tan esperada por algunos para que la Navidad sea un hecho que complete el escenario tradicional en estas latitudes.

Las celebraciones y compras ocupan la mayor parte de los que pueden permitirse el lujo y el tiempo. Pocos somos los que nos hemos desviado de lo acostumbrado por estas fechas y hemos querido visitar un espacio sin igual, catalogado como “… de la vergüenza…” por los medios de la época en el siglo pasado. Pronto se cumplirán veinte años del famoso, por desgracia, Muro de Berlín (Berliner Mauer), aquél que segregó territorio y ciudadanía, símbolo de la intransigencia entre dos políticas antagónicas, dividiendo así a todo el mundo occidental tras la 2ª Guerra Mundial y dando pie a la posterior guerra fría europea.

Pero el mayor monumento a la intolerancia resiste. El denominado “East Side Gallery”, con sus mil trescientos metros de longitud se niega a desaparecer. Es la mayor sala de arte al aire libre de Europa. Junto al conocidísimo y tristemente famoso río Spree, se han dado cita artistas y desaprensivos a la vez, que han pretendido, a su manera, perpetuar este testimonio de la ignominia humana. Unos, por que pretenden dignificar este lugar a través de un proyecto del mismo nombre para restaurar este lienzo pétreo de deseos y mensajes. Otros, por dejar su impronta de modo irreflexivo y personalista, haciendo desaparecer pinturas originales. La idea del germano-iraní Kani Alavi pretende recuperar la imagen que en su día eclosionó como protesta a la imposición forzada contra la convivencia de los pueblos. East Side Gallery nació en 1990 y 118 artistas plasmaron con sus obras el kilómetro más famoso del Berlín este, una pared de cemento de 3,60 metros de altura que divide los barrios Friedrichsain y Kreuzberg. No todos los que participaron en su inicio estarán en esta próxima cita artística. El presupuesto concertado para esta iniciativa es de 2,2 millones de euros y la inauguración de esta nueva fase está prevista para el 9 de noviembre próximo.”

DSC_0203

Como homenaje al 25º aniversario de su derribo (creo haberlo expresado correctamente), un texto publicado en diciembre de 2008 para la plataforma electrónica http://www.nowpublic.com/ (AP), hoy absorbida y redirigida con otras directrices más conservadoras, quizás.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s